martes, 3 de marzo de 2009

CIMENTACION


Es la parte estructural del edificio, encargada de transmitir las cargas al terreno, el cual es el único elemento que no podemos elegir, por lo que la cimentación la realizaremos en función del mismo. Al mismo tiempo este no se encuentra todo a la misma profundidad por lo que eso será otro motivo que nos influye en la decisión de la elección de la cimentación adecuada.

EXCAVACIONES
Después del trazo original se marcaran con cal los anchos que tendrá la zanja de la excavación, si no se tiene cal se marcaran los anchos con la punta del pico. La profundidad de la excavación o zanja se debe consultar en el proyecto estructural del plano del terreno. Se debe excavar hasta encontrar terreno firme, la tierra y piedras que se saquen deberán ponerse donde no estorben o en un lugar cercano para usarlas como relleno. Para llevar acabo una excavación a mano se toma en consideración que un hombre necesita, como mínimo, un ancho de sesenta centímetros para poder trabajar con comodidad y poder traspalear el producto de las excavaciones siempre y cuando la profundidad no exceda del metro y medio. Cuando aumenta la profundidad se incrementara el ancho de la excavación a razón de cincuenta centímetros a cada metro, siendo restringida la profundidad hasta tres metros en la cual se considera que una persona no puede sacar el producto de la excavación por traspaleo. Al llevar acabo las excavaciones es necesario conocer, tomando en cuenta el abundamiento, el talud o ángulo de reposo del material a excavar y disponer la superficie necesaria para depositar el producto de la excavación, previniendo derrumbes que podrían ocasionar accidentes y perdidas de tiempo. El abundamiento es el sobrevolumen que adquiere el material cuando es excavado. En material suelto tipo I y II (tierra), el abundamiento es de un 30% de sobrevolumen. En material suelto tipo III (rocas) es de un 40%. Hay que tomar en cuenta el tipo de cimentación que se va a utilizar para determinar si se requiere de una sobre excavación. Para una cimentación corrida a base de concreto ciclópeo no es necesaria la sobre excavación; solo se excavara la profundidad de desplante y sección de la cimentación. Para una cimentación que requiera cimbra lateral (zapata) será necesario realizar esta sobre excavación para trabajar la cimbra del elemento Existen varios tipos de cimentación. Dos de los que se usan más son: la losa de cimentación y la cimentación de mampostería (concreto ciclópeo). Si se eligiera la losa de cimentación se haría semejante a la loza de una azotea y de acuerdo al plano estructural; si se elige la cimentación de mampostería se usaran piedra bola asentada con mortero. Conociendo el tipo de terreno y la casa que se quiere construir se empezaran los cimientos; estos son muy importantes pues una vez hechos no se pueden corregir. Los cimientos de mampostería (concreto ciclópeo) se pueden hacer a los largo y bajo los muros; si es esta la cimentación que se elige, se preparara el mortero de la siguiente manera: a 5 botes de arena se le agregaran 2 botes de agua y un saco de mortero, mezclando todo. La piedra bola deberá estar mojada para que no absorba la humedad del mortero, también se debe humedecer el fondo de la zanja que se hizo para el cimiento sin formar charcos. Normalmente una cimentación corrida a base de concreto ciclopeo se compone de un 40% de piedra bola y un 60% de concreto. En el cimiento se deberán dejar los huecos donde se colocaran las tuberías para el agua y el drenaje y el sitio donde se anclaran los castillos. Encima de la cimentación se construye una solera o cadena de repartición (dala de desplante) cuya función principal es la de transmitir las cargas verticales y ayudar a la estructura a trabajar correctamente en casos de asentamientos. Cada dala se hace con 4 varillas de 3/8” armadas con anillos de alambron de ¼” y alambre recocido calibre 18. También se venden armadas. La dala se hará del ancho del muro según el material que se va a usar. También hay que cortar la varilla del largo que va a tener la dala, los anillos van separados uno del otro según lo que marque el plano estructural (generalmente a cada 60cm.) y se amarrara a la varilla con alambre recocido. Se deberán dejar paradas la varillas que servirán para los castillos. La distancia entre un castillo y otro no deberá ser mayor de 3 metros. Después de poner el fierro se hará la cimbra de madera. La cimbra es el molde que se hace para la dala, es de madera de pino de tercera y sirve para darle forma al concreto que se va a vaciar ahí.

CIMBRADO DE DALAS
La varilla debe quedar a la medida y que no se pegue a la cimbra para que el concreto trabaje de forma integral, para evitar este problema los estribos deben ser mas chicos. El tamaño del anillo debe ser 3cm mas chico que el tamaño de la dala. La madera que se usa para la cimbra deberá protegerse bañándola con aceite quemado o diesel, esto evitara que el concreto se pegue a la cimbra. Hecha la cimbra se alineara con un hilo sobre el cimiento y se preparara el concreto f´c 150 (f´c significa la resistencia que tiene el concreto por centímetro cuadrado). Este concreto se utiliza para dalas o cadenas de desplante y se prepara de la siguiente manera: Se mezclan 5 botes de arena mas 6 botes de grava de 3/4, dos botes de agua y un saco de cemento. Se mezcla muy bien y se vacía en la cimbra. Es muy importante picar el concreto para que penetre entre las varillas y la cimbra. La altura del concreto se revisa con el nivel para que todas queden iguales. Terminado el vaciado se deja 24 horas antes de comenzar a levantar el muro.

RELLENO
El terreno deberá quedar completamente plano, para esto en ocasiones habrá necesidad de rellenar algunas áreas; esto se puede hacer con grava cementada o suelo-cemento. El terreno se deberá humedecer sin formar charcos para apisonarlo bien. Cuando hay necesidad de hacer rellenos y se requiere que estos estén consolidados, se ira haciendo por capas horizontales de 20 cm. de espesor, como máximo, y se irán apisonando perfectamente hasta que al rebotar el pisón se sienta que este no hace bajar la tierra.

TIPOS DE CIMENTACIÓN

Cimientos de piedra: Los cimientos de piedra son los apoyos de una construcción. Sirven para cargar el peso de toda una vivienda, repartiéndolo uniformemente en el terreno sobre el que se encuentra construido. La cimentación es necesaria en cualquier construcción aunque en el caso de que esta se haga por partes.

Cimientos de mampostería: En zonas donde la piedra es abundante suele aprovecharse esta como material de cimentación. Para grandes construcciones es necesario efectuar en un laboratorio de ensayo pruebas sobre la resistencia de la piedra de que se dispone. Tratándose de construcciones sencillas, en la mayoría de casos resulta suficiente efectuar la prueba golpeando simplemente la piedra con una maceta y observando el ruido que se produce. Si este es hueco y sordo, la piedra es blanda, mientras que si es aguda y metálico, la piedra es dura.

Cimentaciones profundas: este tipo de cimentación se utiliza cuando se tienen circunstancias especiales: -Una construcción determinada extensa en el área de austentar. -Una obra con una carga demasiada grande no pudiendo utilizar ningún sistema de cimentación especial. -Que terreno al ocupar no tenga resistencia o características necesarias para soportar construcciones muy extensas o pesadas.

Cimentaciones superficiales: Son las ya antes mencionadas como la mampostería la de zapatas aisladas también la zapata corrida la de concreto ciclópeo y la losa de cimentación.

Las cimentaciones profundas son las siguientes:

Por sustitución: básicamente esta cimentación es material extra excavación en el terreno y en el proporcional de la construcción se debe conocer el tipo de estado coincidencial el peso volumétrico de cada una de las capas que se construyen en el terreno a excavar, para que el peso sea perfecto, se deben nivelar con el de la construcción perfectamente conocida.

Por flotación: esta clase de cimentación se basa con el principio de Arquímedes que dice que todo cuerpo sumergido en el líquido experimenta un empuje vertical ascendente igual al peso del volumen del líquido desalojado.

Por pilotación: se tienen tres formas de pilotes: -Pilotes trabajando con apoyos directos. -Pilotes que trabajas mediante fricción.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada